11 mar. 2014

DONDE HUBO FUEGO, CENIZAS QUEDAN....

Por fin termino el año 2013, un año en el que pese a conseguir logros importantes deportivos como el Campeonato de Europa de triatlon de M.D en mi grupo de edad, ha sido para mi un año de regresión física y mental deportivamente hablando....

Una lesión en mi tendón derecho fue mermando mis fuerzas físicas y gastándome animicamente día a día desde finales de 2012...

La lesión fue reduciendo poco a poco mi volumen e intensidad en los entrenos por las molestias y dolores que me causaba. Llegando a estar varios meses sin hacer ni un solo km de carrera a pie y permitiéndome solo pasear en bicicleta por llano a ritmos muy suaves....

Por suerte tenia una pequeña válvula de escape deportiva en la disciplina de natación. Disciplina con la que disfruto menos entrenando, pero que reconozco que me ha permitido mantenerme aerobicamente bien....

Como es lógico en un eterno año de peleas con la misma lesión, prácticamente he probado de todo... descanso, ejercicios para fortalecer musculatura, fisioterapia, factores de crecimiento, E.P.I.... y cada vez que volvía a intentar forzar un poco el ritmo regresaba a el pozo de la lesión. Un pozo que cada vez se volvía mas profundo...

Muchos son los amigos que me han ayudado a superar la lesión, ofreciéndome su colaboración, consejos, apoyo... ( Josemi Catalan, Carlos López, Joan Nadal, Biel Gual, Irene Company, David Atienza, Llorenç Alou, Fede Rodríguez, Tomeu Isern y un largo etc....) se que aunque intentara nombrar a todos seguro que acabaría olvidando alguien, espero que todos los que me habéis ayudado podáis en estas lineas recibir mi mas sincero agradecimiento.

 En especial quiero agradecer a mi mujer su ayuda, ella ha tenido que soportar mis cambios de humor, mis bajones anímicos, mi estado depresivo y me ha apoyado siempre para poder superarlo.

Finalmente, el 17 de diciembre 2013 cansado de probar durante muchos meses terapias menos agresivas y sin obtener buenos resultados opto a pasar por quirofano a manos del doctor y amigo Josemi Catalán.

Una ecografia indicaba que me había crecido un pico de hueso o calcificación de 15mm en la rotula y era necesario limarlo para evitar que incidiera constantemente en el tendón....

La operación resulta un éxito. La evolución es rápida, unas semanas de rehabilitación para recuperar la movilidad y algo de musculatura. Según va transcurriendo el tiempo noto que algo ha cambiado en mi rodilla. Ahora ya no siento el pinchazo que notaba al cargar sobre la pierna.... por fin.

Dos meses después de la intervención ya empiezo a montar en bici, incluso me atrevo a trotar algún km, y aunque acabo el entreno con molestias al día siguiente estoy mejor.

Antes de la operación sucedía lo contrario... terminaba el entreno con molestias y que al día siguiente se convertían en dolor....

A día de hoy y transcurridos ya casi 3 meses de la intervención he vuelto a disfrutar de entrenar sin el miedo y el pensamiento de “mañana te va a doler...”.

Que gratificante es poder salir nuevamente a entrenar, a disfrutar de hacer deporte, montar en bici, correr.... solo o en compañía de amigos de batallas (aunque de momento me lleven con el gancho puesto todo el tiempo...)

Por fin tengo la sensación de que esta en mi mano encender nuevamente el fuego que había en mi antes de convertirme en cenizas....

Solo necesito recuperar las fuerzas perdidas a base de entrenos y mas entrenos que estoy deseando volver a hacer porque ahora después de terminar cada uno de ellos se que no sentiré aquel horrible dolor en mi tendón...

No me gusta haber sido quemado, pero me encanta intentar resurgir de mis propias cenizas, así que voy a echar leña a mis ascuas haber si consigo volver a levantar una gran llamarada!!!!




















1 comentario: